PONT:
UNA COMUNIDAD
UNA HISTORIA

Pont Canavese surge en la confluencia de los Valles del Orco y de la Valle Soana en un lugar que el en pasado asumía una posición estratégica desde el punto de vista defensivo, del comercio y del explotación energético. Es un establecimiento antiguo al cual los romanos se referían con la expresión "ad duos pontes" porque para alcanzar el burgo era necesario atravesar los puentes construidos sobre los dos torrentes Orco y Soana. Los dos valles homónimos unían la región Canavese de una parte con la Vanoise y la Val d'Isere en el Delfinado y, por la otra parte, con la Valle de Cogne y Aosta. Antes de la construcción de las ferrocarriles y de las autopistas, Pont era el cruce de un importante sistema de comunicación transalpina, área de intercambio mercantil y punto de encuentro de culturas diferentes. Por estas razones que alrededor del año Mil el Marqués de Ivrea Arduino, primer Rey de Italia (1002), hizo fortificar Pont para resistir al asedio del Emperador Enrique II. Remontan a esa época las torres y los baluartes defensivos que todavía resisten al tiempo y caracterizan en modo tan sugestivo el perfil urbanístico del poblado contra el fondo de las montañas. En 1110 el emperador Enrique V asignó a los valles y el burgo a los Condes del Canavese, descendientes de Arduino, cuyo árbol genealógico estaba subdividido en los dos estirpes rivales de los San Martín y de los Valperga que gloriaban ambos de derechos feudales sobre Pont. Los habitantes del burgo se encontraron así al centro de la contienda con imposiciones del una y de la otra parte. La exasperación los condujo a adherir la rebelión contra los nobles propagada en el Canavese al final del siglo XIV. En 1389, en fuerza de un laudo arbitral del duque de Milán Gian Galeazzo Visconti, la comunidad pasa bajo la jurisdicción de Amadeo VII de Savoia, el Conde Rojo, que ya había heredado del padre el resto del Canavese. En ese período el burgo había adquirido una cierta riqueza, gracias a las actividades artesanales desarrolladas por sus habitantes y por este motivo fue también teatro de correrías de ladrones. En el Quinientos y en el Seiscientos, a causa de la política de los Savoia en el teatro europeo, Pont debido a su posición estratégica fue teatro de violentos combatimientos entre las tropas francesas y españolas que devastaron los castillos, salvando solamente las dos torres todavía hoy existentes. A partir de la primera mitad del siglo XVIII se intensifica la actividad comercial con la regular institución de fieras y mercados a los cuales afluían a dorso de mula mercantes de la Savoia y del Delfinado, de la Valle de Aosta, del Piemonte y de la Liguria. Hasta 1789 la actual parroquia rural románica de santa María en Doblazio, enrocadas sobre el Monte Uliveto, fue la Iglesia parroquial de Pont, construida probablemente en un sitio e culto pagano, restaurada por Arduino después de la retirada del Emperador Enrique II y reestructurada en el siglo XVIII en su forma actual. La planimetría trapezoidal y los dos arcos frontales del presbiterio hacen de ella algo único en la arquitectura eclesiástica, explicable seguramente con la conformación y estrechez del lugar. El núcleo medieval de Pont permaneció afortunadamente intacto con la vía del Comercio (ahora Caviglione) que se desarrolla como espina dorsal del centro urbanístico, con sus portales bajos y protectivos sobre los cuales se asoman las antiguas bodegas de los artesanos del cobre, del fierro y de la madera. Este era el centro de los mercados y de las fieras.

Indice

MAPA DEL MUSEO
HISTORIA DE LOS
MATERIALES PLÁSTICOS
UNA HISTORIA
UN MUSEO
UNA FABRICA
UNA TRADICIÓN
UN MUSEO
MATERIALES
PLÁSTICOS
SANDRETTO
INDUSTRIE